Un hondureño se declaró culpable de planear detonar una bomba en un centro comercial en () en respaldo al grupo Estado Islámico.

Vicente Adolfo Solano se declaró culpable en una corte federal en de un cargo de intentar proveer respaldo material a una organización terrorista extranjera, un cargo que conlleva un máximo de 20 años en prisión. Solano será sentenciado el 30 de mayo.

El FBI dijo que Solano, de 53 años, quiso detonar una bomba en octubre en el Dolphin Mall, cerca de , pero sin saberlo hizo los tratos con agentes encubiertos de la agencia, quienes le dieron explosivos falsos antes de su arresto.

Pese a las profesas simpatías de Solano por el grupo Estado Islámico, el FBI dice que no se descubrieron lazos directos de Solano con grupos terroristas.