Decenas de exiliados cubanos se reunieron en La Pequeña Habana, en , para manifestarse en contra de lo que consideran como la aplicación de un "dedazo para pasar de un dictador a otro" y exigir elecciones libres y democráticas en la isla.

Esta manifestación fue convocada por el Movimiento Democracia, presidida por Ramón Saúl Sánchez quien señaló que la elección de quien suceda en la Presidencia a , el próximo 19 de abril, es una "traición al pueblo de , porque "cambiar de tiranos no es ser libres".

"En 60 años los cubanos no hemos podido elegir ni el sistema de vida ni a nuestros dirigentes. Nosotros no escogimos el llamado socialismo que impera en Cuba", agregó Sánchez en una entrevista para EFE.

►Te puede interesar: 

A cuatro días de que Raúl Castro deje la Presidencia de Cuba, el pueblo cubano no sabe aún quien será su sucesor, hecho que Saúl Sánchez lamenta y razón por la cual se muestra partidario de la campaña que promueve el movimiento Cuba Decide, liderado por Rosa María Payá, hija del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá.

"No se trata de dinastías ni de sucesión, en la isla hacen falta cambios radicales", mencionó el hombre. Este movimiento, algunos de cuyos miembros fueron parte de la concentración, promueve un cambio político mediante la movilización pacífica y la celebración de un plebiscito vinculante para determinar sobre lo que quieren los cubanos: "¿Continuar con el régimen o un cambio hacia la democracia?".

Sánchez felicitó al Perú, que fue el anfitrión en la VIII Cumbre de las Américas y a la que Raúl Castro no asistió, por tomar "una posición correcta al decir que en tiempos de democracia no hay espacio para dictadores".