(AFP)
(AFP)

El servicio secreto británico trató de fichar a uno de los sospechosos de matar al soldado británico , relató uno de sus amigos a la BBC.

En una entrevista con el programa , Abu Nusaybah aseguró que , de quien era amigo desde hacía muchos años, había sido contactado por el MI5 hacía unos seis meses, pero que este se negó a colaborar con ellos.

El miércoles, Adebolajo y otro hombre mataron en plena calle al soldado en el barrio de . Los dos fueron heridos por la Policía y se encuentran estables en el hospital.

Nusaybah relató que Adebolajo estuvo hace un año en prisión en Kenia, tras lo cual sufrió un cambio de personalidad y se volvió muy reservado. Allí sufrió abusos físicos y acoso sexual. Tras regresar a Reino Unido lo contactó el MI5 para que les pasara información sobre ciertas personas.

"Pero después de que él les dijera que no conocía a esos individuos, me dijo que le preguntaron si quería trabajar para ellos. Él se negó", añadió Nusaybah a la BBC.

Poco después de dar la entrevista, Nusaybah fue arrestado, según la emisora.

Rigby fue atacado a hachazos y cuchillazos en medio de una calle de Woolwich. Adebolajo y otro hombre, Michael Adebowale, se quedaron con las armas en la mano en el escenario del crimen y fueron arrestados tras en un enfrentamiento con la Policía.

Mientras tanto, dos mujeres detenidas tras el hecho bajo sospecha de conspiración fueron liberadas sin cargos, mientras que un hombre de 29 años sigue detenido.

El asesinato desató los temores de que haya ataques similares de imitadores y de que se desate violencia de sectores de ultraderecha contra los musulmanes.