Reuters
Reuters

Los cuerpos de siete mineros muertos en un yacimiento de carbón en el estado de , una región al norte de México que limita con Estados Unidos, fueron rescatados hoy por las autoridades.

Los trabajadores quedaron atrapados luego de registrarse una explosión en la mina ubicada en el municipio de Múzquiz. La explosión, al parecer, se produjo por una acumulación de gases en el proceso de extracción del carbón. Entre las víctimas se encuentran dos parejas de hermanos.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social dijo que el yacimiento es operado por la empresa Minera El Progreso, S.A. de C.V., el cual había sido inspeccionado en 16 ocasiones por su despacho.

Derivado de estas revisiones, agregó la Secretaría, se "había ordenado la restricción de acceso a uno de los pozos por carecer de salida de emergencia".

"A la fecha, están en curso dos procedimientos sancionadores contra dicha empresa y se le había impuesto ya una multa económica", señaló en un comunicado.