La venta de la de —fabricada por el gigante de juguetes Mattel— en quedó prohibida por decisión de un juez, informó la familia de la célebre pintora, en un nuevo capítulo en la disputa por los derechos de imagen de la artista.

Mattel, con sede en California, lanzó a principios de marzo la colección de muñecas ' Inspiring Women' (Mujeres inspiradoras) —entre las que — con la idea de que cada uno de estos juguetes incluya información sobre las mujeres que inspiraron su creación.

La firma estadounidense dijo entonces que hizo el acuerdo para la producción de esa muñeca con "Frida Kahlo Corporation", fundada por la familia, pero Mara Romero —sobrina nieta de la pintora— dijo que era la única titular de sus derechos.

Además, la familia elevó su voz de protesta porque la muñeca no tenía la popular uniceja que hizo famosa a la pintora y que usaba como un símbolo del feminismo.

"Una providencia precautoria por parte de un juez del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (...) decretó que la compañía Frida Kahlo Corporation (...) debe abstenerse de (...) utilizar la marca, imagen y obra de la ilustre pintora Frida Kahlo", indicó la familia de la pintora la noche del jueves en su cuenta de Twitter @FridaKahlo.


La agencia Reuters informó que intentaron contactarse con la oficina de Mattel en México para conocer su reacción; sin embargo, no tuvieron éxito pues no obtuvieron respuesta alguna.

La imagen de Frida Kahlo, así como el universo pictórico que creó, se han comercializado en una infinidad de objetos, muchos controlados por la familia.

Frida Kahlo (1907-1954), esposa del famoso pintor Diego Rivera, es considerada una de las más grandes pintoras del siglo XX por sus conmovedores e íntimos autorretratos, donde reflejaba a menudo su propio dolor y aislamiento.