'Fresa', de 5 años, fue acogida por el refugio 'Santuario Milagros Caninos' en las afueras de . La perrita se encontraba en condiciones realmente lamentables puesto que sus anteriores dueños le cercenaron la mitad de su hocico con un machete.

El cirujano Jesús Paredes realizó una operación de tres horas para permitirle a 'Fresa' volver a respirar a través de sus fosas nasales, eliminar la mandíbula saliente y reconstruir los labios con solapas de piel y mucosas.