(AP)
(AP)

juró como presidente de en el Palacio Legislativo, donde representantes de izquierda se alzaron minutos antes con vivas protestas, en tanto afuera del recinto tenían lugar violentas manifestaciones que dejaron más de 20 heridos.

"Protesto (prometo) guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido", dijo Peña Nieto, del histórico Partido Revolucionario Institucional (), que con mano dura gobernó el país entre 1929 y 2000.

El acto duró escasos minutos, durante los cuales el ahora expresidente , del conservador Partido Acción Nacional (, que gobernó los últimos 12 años), se retiró una banda presidencial con los colores de la bandera –verde, blanco y rojo– y el escudo de México, para dársela al nuevo mandatario.

"¡México, México!", gritaban los legisladores del PRI, mientras que sus detractores izquierdistas chiflaban en signo de protesta.

Después de su investidura presidencial, tomó juramento a 14 miembros de su gabinete, a quienes pidió trabajar con "honestidad, transparencia, rendición de cuentas y pasión por servir a México".

Peña Nieto completó así la juramentación de sus ministros, ya que los tres titulares de áreas de seguridad –los ministros de Gobernación, Defensa y Marina–, así como el responsable de seguridad pública habían prestado juramento antes, en un acto realizado a medianoche.

En tanto, en las calles aledañas al Palacio Legislativo, unos 3,000 manifestantes protestaban, varios cientos de ellos intentando derribar con bombas Molotov, piedras y petardos la vallas de metal instaladas hace días por la policía.

El personal de socorro reportó una veintena de heridos, entre ellos cinco uniformados: uno resultó lesionado en el rostro por una pedrada, dos por una bomba incendiaria, y otros dos por los mismos gases lacrimógenos que lanzaron para repeler a los manifestantes.