México descartó que cadáveres de estudiantes estén en fosas de Guerrero. (EFE/AFP)

El misterio sobre el destino de los 43 estudiantes desaparecidos en desde un ataque de policías y sicarios se profundizó el último martes al asegurar las autoridades que no se encuentran entre los primeros 28 cadáveres en el estado de Guerrero.

Las autoridades temían que entre esos restos estuvieran algunos de los jóvenes desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala por declaraciones de dos integrantes del cártel local Guerreros Unidos, que habrían asegurado que en ese lugar asesinaron a 17 de los estudiantes.

Pero tras 10 días de peritajes a esos restos calcinados "les puedo decir que no corresponden a los ADN que los familiares de estos jóvenes" proporcionaron, anunció el fiscal general, Jesús Murillo Karam, en una conferencia de prensa.

han sido encontradas posteriormente con un número no determinado de cuerpos que siguen siendo analizados.

Sin embargo, Murillo Karam recalcó que unos 900 policías federales se mantienen en la zona para dar con estos jóvenes que por ahora, dijo, considera "secuestrados". El fiscal no se pronunció sobre las posibles identidades de estos 28 primeros cadáveres analizados.

Los 43 desaparecidos, la mayoría de entre 18 y 21 años, están en paradero desconocido desde que fueron víctimas de brutales ataques por parte de policías de Iguala, que pertenece al estado de Guerrero, y pistoleros de los Guerreros Unidos, que dejaron seis muertos.

En el momento del tiroteo, los estudiantes se habían apoderado de autobuses para volver a su escuela rural de Magisterio en la cercana Ayotzinapa.

TAGS RELACIONADOS