En Toluca ya le gritaban
En Toluca ya le gritaban

El candidato opositor cerraba hoy con aire triunfal la campaña hacia las elecciones presidenciales del domingo en México, respaldado por encuestas que lo colocaron con una sólida ventaja sobre el izquierdista .

Un triunfo de Peña significaría el regreso al poder del Partido Revolucionario Institucional , que gobernó por 71 años hasta el 2000 y se caracterizó por controlar la vida pública del país con mano férrea y a menudo entre acusaciones de corrupción.

Tres encuestas publicadas hoy mostraron que Peña, exgobernador del Estado de México, cuenta con una amplia diferencia de entre 10% y 17% sobre su más cercano rival, en el último día de la campaña iniciada el 30 de marzo.

En la principal plaza pública de , la capital del estado que gobernó, miles de personas le gritaron "¡Presidente, presidente!", en un mitin donde el candidato tenía a su lado la bandera nacional, un símbolo muy fuerte para los mexicanos y que tiene los mismos colores del PRI.

El abogado de 45 años, vestido de camisa blanca, llamó a la población a acudir a votar y argumentó que es importante "lograr realmente el triunfo contundente e inobjetable que queremos lograr el próximo 1 de julio", cuando López Obrador, al igual que en las elecciones del 2006, ha advertido que podría haber fraude.

"Me propongo ser un presidente de México que gobierne con respeto irrestricto a los principios de nuestra democracia, que respete nuestras instituciones", dijo Peña ante acusaciones de sus rivales de que un triunfo del PRI implicaría un regreso al autoritarismo en el país.