Más allá del número 43 y de la etiqueta "Estudiante de Ayotzinapa", cada uno de los jóvenes desaparecidos hace un mes en México tiene detrás una historia y un rostro propios que un grupo de pintores se ha encargado de inmortalizar.

"Todos están insertando en cada pincelada, en cada lienzo, en cada rostro dibujado y pintado, el sentimiento y la evocación de llamarlos, de decirles 'compañeros, hermanos, los estamos esperando'", dijo uno de los pintores, Joel Amateco.

Los nombres de los jóvenes de entre 18 y 23 años que desaparecieron en Iguala a manos de policías municipales y miembros del cártel Guerreros Unidos fueron distribuidos al azar entre todos los pintores que quisieron sumarse a esta iniciativa para que interpretaran a su manera su retrato.

En los últimos días, los cuadros se pintaron en plazas públicas y también en la propia escuela Normal Rural del barrio de Ayotzinapa, en el pabellón que se convirtió en el lugar de espera de noticias para los familiares.

Allí pasan las horas charlando o en silencio, entre el grito de los niños y las voces de los estudiantes que aspiran a convertirse en maestros, a los que se les han sumado en apoyo decenas de compañeros de otras escuelas.

Frente a los artistas se paran los familiares para ver cuánto parecido tienen los cuadros con ese joven al que anhelan volver a abrazar.

Aunque no está decidido el destino de los cuadros, está previsto que formen parte de exposiciones itinerantes en plazas públicas para que "cuando observen las obras, la gente se pregunte quién los haría y por qué los haría, para que conozcan la historia de aquellos jóvenes y no los olviden".

El presidente se reunirá hoy con los familiares, quienes le darán un ultimátum para que encuentre a sus hijos, mientras siguen los trabajos en un basurero del municipio de Cocula (estado de Guerrero) en busca de los cuerpos.

El aludió el tema en la audiencia general de hoy. "Quisiera elevar una oración y traer cerca de nuestro corazón al pueblo mexicano, que sufre por la desaparición de sus estudiantes y por tantos problemas parecidos", expresó.

EFE