(AP)
(AP)

El primer ministro ruso Dmitry Medvedev pidió hoy que las tres integrantes de la banda punk sean liberadas por considerar que entre más tiempo pasen en prisión, esto sería "improductivo".

Los comentarios de Medvedev podrían derivar en la liberación inminente de las mujeres de la banda al acercarse la fecha de su audiencia de apelación el 1 de octubre.

Pese a su pedido, el primer ministro recalcó que la protesta le dio "asco", pero que aún así consideraba que el tiempo en prisión ya ha sido suficiente.

"Lo que hicieron, su aspecto, y la histeria que lo acompaña, todo lo que ocurrió me da náuseas", alegó.

Nadezhda Tolokónnikova, Yekaterina Samutsévich y María Aliójina, integrantes de la agrupación, ya habían pasado más de cinco meses en la cárcel cuando fueron declaradas culpables en agosto de "vandalismo impulsado por odio religioso" y sentenciadas a dos años de prisión.

Las Pussy Riot fueron arrestadas tras interpretar una oración dentro de la principal catedral de Moscú en la que le pedían a la Virgen María que salve a Rusia del presidente .