Los palestinos llevan globos cargados con material inflamable para ser arrojados al lado israelí, cerca de la frontera entre Israel y Gaza en el centro de la Franja de Gaza. (Foto: Reuters)
Los palestinos llevan globos cargados con material inflamable para ser arrojados al lado israelí, cerca de la frontera entre Israel y Gaza en el centro de la Franja de Gaza. (Foto: Reuters)

volvió a bloquear este jueves, y hasta nuevo aviso, el suministro de carburante y gas a la Franja de Gaza en represalia por nuevos envíos de cometas incendiarias hacia Israel, anunció el ministro de Defensa Avigdor Lieberman.

Lieberman indicó en un comunicado que esa sanción se debía a "la continuación del terrorismo con globos incendiarios y enfrentamientos en la frontera" entre Israel y Gaza.

Esta medida afectará el enclave palestino que sufre cortes de electricidad, en particular en los hospitales.

La prohibición entra en vigor hoy mismo, continuará de forma indefinida y sigue a las recomendaciones en ese sentido del jefe del Estado Mayor, Gabi Eisenkot, de cerrar ese cruce fronterizo, utilizado para el paso de mercancías y que ha sido objeto de varios ataques por parte de milicianos palestinos en los últimos meses.

En la última semana, Kerem Shalom solo ha operado para permitir el paso de ayuda humanitaria, incluido comida y medicinas, e impedido el acceso de productos no esenciales.

Lieberman explicó que la reapertura total del cruce dependerá de la situación de calma en la región.

"Los residentes de Gaza deben entender que mientras los globos incendiarios continúen aterrizando en nuestro lado y provocando fuegos -a ambos lados de la valla-, la vida no volverá a la normalidad", advirtió el ministro.

"Mi mensaje a los residentes de Gaza es: responsabilicense. La clave es la presión. Ustedes, residentes de Gaza, ponen presión sobre el liderazgo de Hamás", dijo Lieberman, que pidió "cero globos incendiarios, cero fricción, cero cohetes y disparos".

El 17 de julio Israel reforzó el bloqueo en la Franja de Gaza poniendo fin al suministro de carburante como represalia por el lanzamiento de globos incendiarios hacia el sur de Israel, donde se quemaron unas 3.000 hectáreas, según las autoridades.

El 9 de julio Israel anunció el cierre del terminal de Kerem Shalom, el único punto de paso de mercancías entre Israel y la Franja de Gaza, donde cerca del 80 por ciento de los dos millones de habitantes reciben una ayuda, según el Banco Mundial.

Las restricciones fueron levantadas parcialmente tras una tregua acordada a finales de julio entre Israel y los islamistas de Hamas, en el poder en el Franja de Gaza.

Fuente: AFP

TAGS RELACIONADOS