Durante más de una hora disparó a jóvenes en la isla de Utoya. (Reuters)
Durante más de una hora disparó a jóvenes en la isla de Utoya. (Reuters)

Una comisión independiente creada para sacar las conclusiones de los ataques del 22 de julio de 2011 en criticó severamente hoy a la Policía, juzgando que el atentado con bomba de Oslo habría podido ser evitado y su autor, , detenido antes.

"El ataque contra el barrio de los ministerios el 22 de julio (de 2011) habría podido ser evitado gracias a la aplicación eficaz de las medidas de seguridad existentes", concluyó la comisión en un informe entregado al primer ministro Jens Stoltenberg.

"Una intervención de la Policía era verdaderamente posible. El autor de los atentados habría podido ser detenido antes", añade el informe.

El 22 de julio de 2011, el ultraderechista Breivik hizo estallar una poderosa bomba a las puertas del edificio gubernamental en Oslo donde tiene sus oficinas el primer ministro, provocando la muerte de ocho personas.

Posteriormente, vestido de policía, disparó a mansalva durante más de una hora contra una multitud de la Juventud Socialdemócrata reunida en un campamento de verano en la , frente a Oslo, dejando un saldo de 69 muertos, casi todos adolescentes.

La Policía noruega fue muy criticada por su supuesta lentitud, ya que pasaron tres horas entre el atentado de Oslo y la detención de Breivik en la isla de Utoya, cuando su nombre era conocido ya por los servicios de seguridad.

La masacre de Utoya duró una hora y cuarto. La policía tuvo dificultades para encontrar la manera de llegar a esa pequeña isla situada en medio de un lago, a 600 metros de la costa.