(EFE)
(EFE)

El programa favorito del fallecido presidente en la televisión oficial venezolana, , salió oficialmente del aire esta semana tras en el que su presentador reveló supuestas divisiones en el chavismo.

El canal Venezolana de Televisión () anunció la decisión en . "Nuestro reconocimiento a Mario Silva por el papel desempeñado en La Hojilla, que cumplió un valioso ciclo en la defensa de la Revolución", señaló la emisora, sin exponer los motivos del abrupto final.

Fue el diputado opositor quien difundió el audio en el que Silva conversa con un supuesto militar cubano sobre una presunta conspiración contra el presidente liderada por el presidente del Parlamento, .

Esta abrupta salida de Silva demuestra que ni los mismos chavistas se libran del momento más sombrío que vive el periodismo en Venezuela. El caso más reciente y emblemático es la salida de Globovisión del periodista Kiko Bautista y el fin de su programa Buenas Noches, un espacio sobre actualidad política de tendencia opositora.

Desde Cuba, donde se refugió "por motivos de salud" tras la difusión del polémico audio, Silva calificó de "preocupantes" la salida de varios periodistas de medios oficiales ante el "excesivo celo de algunos funcionarios que, en su afán por demostrar lo "muy revolucionarios" que son, no entienden que más allá de sus funciones hay un pueblo que escucha, opina y vigila la revolución", informó el diario ABC de España.

El férreo chavista también lamentó que no haya "surgido ni una defensa" en su nombre y criticó que en el oficialismo se ocuparan más bien de defender "la moral y honra de los que aparecen mencionados en el bodrio presentado por esa porquería llamada Ismael" García.

Silva expuso estas ideas en una carta de cuatro páginas, que fue publicada en la página web .