(AP)
(AP)

La primogénita de , , reiteró hoy que no considera la idea de entrar en política, en respuesta a las diferentes voces que la señalaban como sucesora de su padre al frente del partido que lidera, tras su condena firme de cárcel por fraude fiscal.

"Desde el momento en que todas mis declaraciones no han servido, hasta ahora, para acallar las voces sobre la posibilidad de que me presente como candidata, debo reiterar una vez más, de forma categórica, que nunca he tomado en consideración la hipótesis de entrar en política", manifestó en un comunicado la primogénita de 'Il Cavaliere'.

Y agregó: "deseo que con este nuevo desmentido tomen nota aquellos que continúan atribuyéndome una intención que no he tenido nunca y que no tengo".

Después de que el Tribunal Supremo italiano a cuatro años de cárcel por fraude fiscal de Berlusconi y a la espera de que la Corte de Apelación de vuelva a calcular los años de inhabilitación para su ejercicio de cargos públicos, se han sucedido los rumores que apuntaban a que Marina asumiera su rol.

Han sido muchos quienes dentro y fuera del partido de su padre, el conservador (PDL), la ven como la "heredera natural" de un líder que a raíz de dicha condena se encuentra al borde de verse obligado a abandonar la política tras veinte años en primera línea.

Así, el diario , afín a los Berlusconi, aseguraba en los últimos días que un empresario les ha informado de que la hija de 'Il Cavaliere' contactó con él y con otras personas para conseguir fondos para su aventura política, que puede ser anunciada en septiembre próximo.

Entre las más favorables en el PDL al liderazgo de la mayor de los cinco hijos de Berlusconi, que mantendría así la influencia directa de la familia en la política, figuran la diputada Daniela Santanchè y las llamadas "amazonas" del PDL, quienes ven con buenos ojos que una mujer tome las riendas de la formación.