El presidente del Ejecutivo de España, Mariano Rajoy, anunció las medidas para disolver el gobierno de Cataluña (Efe).
El presidente del Ejecutivo de España, Mariano Rajoy, anunció las medidas para disolver el gobierno de Cataluña (Efe).

El presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, destituyó al ejecutivo de Cataluña, encabezado por Carles Puigdemont, y disolvió el Parlamento regional y convocó a elecciones para el próximo 21 de diciembre. Asimismo, cesó al jefe de la policía regional y anunció que los ministerios del gobierno central ejercerán el control de la administración catalana.

Rajoy manifestó que los españoles viven una "jornada triste". "Es urgente devolver la voz a los ciudadanos catalanes, a todos, para que puedan decidir su futuro y nadie pueda cometer ilegalidades en su nombre", manifestó el presidente del Ejecutivo. 

Mientras anunciaba las medidas, miles de independentistas abarrotaban la Plaza de San Jaime de Barcelona, frente a la sede del gobierno regional de Cataluña, donde el ambiente festivo disminuyó luego de que Mariano Rajoy anunció sus medidas.

El Consejo de Ministros ordenó también el cese de los responsables del departamento de Interior del Gobierno regional de Cataluña y el cierre de las "embajadas" catalanas en el extranjero, excepto la de Bruselas ante la Unión Europea, aunque su delegado sí ha sido destituido. Estas se encuentran en Alemania, Francia y Suiza, Reino Unido e Irlanda, Austria, Italia, Unión Europea y EE.UU.

Mariano Rajoy ordenó la clausura del patronato de Diplocat, una entidad público-privada al servicio del Gobierno regional de Cataluña para impulsar la proyección internacional catalána, y el cese de los delegados en Madrid y Bruselas.

Además, el Consejo de Ministros ordenó el cese del secretario general de Interior del Gobierno regional, César Puig, y al director general de la Policía autonómica catalana (Mossos d'Esquadra), Pere Soler. También fue destituido el consejero de Interior, Joaquin Forn.

Mariano Rajoy precisó que estas son las primeras medidas y los pasos "necesarios e imprescindibles" para restituir un autogobierno que ha sido "liquidado por una cadena de decisiones arbitrarias y excluyentes" adoptadas por los responsables del Ejecutivo regional de Cataluña. "No se trata de suspender el autogobierno ni de intervenirlo ni de recortarlo, se trata de devolverlo a la normalidad lo antes posible", aseveró Rajoy.