No es de extrañarse que algunos mandatarios tengan problemas con idiomas extranjeros y no se despeguen de sus intérpretes en citas internacionales. Pero el presidente del Gobierno español, , apeló al 'spanglish' hace poco ante el primer ministro británico, .

En una reunión paralela con Cameron y el premier holandés, Mark Rutte, durante la cumbre presupuestaria de la Unión Europea en Bruselas (Bélgica), Rajoy le espetó al británico: "It's very difficult todo esto". También le confesó que ese día había dormido solo "five hours".

Rajoy también habló con el primer ministro italiano, Mario Monti, pero con él dialogó en castellano. Cuando Monti le preguntó, "¿todo bien?", Rajoy le contestó: "Bien, bien, con la amenaza de la prima… Ha bajado un poco".

Pero ante el presidente francés François Hollande, sí dominó el idioma galo. Cuando este le dijo: "Tenemos que aparecer unidos… ¡De hecho, ya estamos unidos". Rajoy respondió: "C'est très important pour l'Espagne" ("Es muy importante para España").