(Internet)
(Internet)

La concejala Olvido Hormigos, del ayuntamiento español de Los Yébenes (Toledo), anunció que no dimitirá finalmente a su cargo tras la protagonizado por ella misma.

"He decidido que no voy a dimitir. Hay cosas mucho peores en política y lo que yo hice no es ningún delito. ¿En qué he perjudicado yo a nadie?", declaró Hormigos al diario El País, al tiempo que señaló que la filmación comenzó a difundirse el pasado 8 de agosto a través del WhatsApp.

"En dos horas lo tenía todo el pueblo y gente de los pueblos de alrededor", añadió la representante edil, que decidió anoche presentar una denuncia en la Guardia Civil ya que asegura que la grabación se difundió desde la alcaldía de Los Yébenes.

"¿Que cómo lo sé? Lo sé porque, coincidencias de la vida, ese mensaje, con fecha de 13 de agosto, le llegó hace dos días a una amiga mía que me alertó", sostuvo.

Esta mañana, el Juzgado de Instrucción número 1 de Orgaz (Toledo), que tras la acusación de Hormigos inició diligencias previas por los presuntos delitos contra la intimidad, injurias y vejaciones, ha imputado a "una persona", cuya identidad no ha trascendido, informa el rotativo.

"Estoy muy mal. Todo esto nos está afectando mucho a mí y a toda mi familia. Nos ha superado la situación. Pero habrá que abrir el paraguas y aguantar el chaparrón (aguacero)", aseguró la concejala española.

De otro lado, Hormigos no supo explicar cómo fue que dicho video íntimo llegó a la red. "No me robaron el móvil. Sinceramente, no sé qué ha pasado. Es algo que están investigando", sentenció.

DESMIENTEN ACUSACIÓNHoy, tras conocerse la denuncia de Hormigos por la supuesta difusión del vídeo desde la alcaldía, el ayuntamiento de Los Yébenes emitió un comunicado en el que desmiente "tajantemente" que la grabación se difundiera desde la alcaldía del municipio. "No responde en absoluto a la realidad", señala el documento.