Unos 100 especialistas en sida entre las víctimas del Malysia Airlines derribado en Ucrania. (EFE)
Unos 100 especialistas en sida entre las víctimas del Malysia Airlines derribado en Ucrania. (EFE)

La comunidad mundial que investiga la enfermedad del sida esta conmocionada ante la sospecha de que unos 100 expertos internacionales en el tema murieron tras la , lo que representaría un revés en la lucha global contra el VIH.

El vuelo Malaysia Airlines transportaba a varios científicos que iban a participar en la 20 Conferencia Internacional sobre VIH en Australia, .

Según Trevor Stratton, un canadiense especialista en el virus, los científicos fallecidos se acercaron mucho a la creación de la vacuna contra la enfermedad. Además, no descarta que la cura del sida estuviera a bordo del avión.

"Hay unos estudios muy prometedores que se llevan a cabo desde hace mucho tiempo, y ahora estamos a punto de crear una vacuna, así que podemos hablar del fin de la epidemia del sida en un futuro cercano", indica el científico.

"La cura del sida podía estar en ese avión. ¿Realmente lo estaba? No lo sabemos", agregó.

Actualmente, el comité de la conferencia aclara la lista de los delegados que murieron en la catástrofe, y en su memoria ha decidido no cancelar el encuentro internacional que empieza este domingo.

"Estas personas eran las mejores y las más brillantes, dedicaron toda su carrera a la lucha contra este terrible virus", indica Clive Aspin, un investigador de Australia.

LAMENTA TRAGEDIATras conocer la información, el presidente de EEUU, , lamentó la muerte de "aparentemente casi 100 investigadores" del sida , y pidió al mundo "seguir el ejemplo" de esas personas que se centraban "en lo que puede construirse" y no "en lo que puede destruirse".

Durante una declaración en la Casa Blanca, Obama hizo una mención especial a la muerte de varios pasajeros – las autoridades australianas barajan la cifra de 100 – que "son hombres y mujeres que han dedicado sus propias vidas a salvar las vidas de otros, y nos fueron arrebatados en un acto de violencia sin sentido".