(AP)
(AP)

La menor paquistaní Malala, símbolo de la resistencia contra , y algunos opositores al gobierno en los países de Europa del Este figuran entre los candidatos al 2013, para el cual expira hoy el plazo límite de envío de propuestas.

La adolescente de 15 años, ganó notoriedad internacional cuando un talibán, que quería castigarla por su compromiso con la educación de las niñas, le disparó en la cabeza el pasado 9 de octubre.

Desde ese momento, Malala se convirtió en símbolo de la lucha contra el extremismo religioso en un país donde los derechos de las mujeres no se respetan.

"Un premio para Malala llegaría en el momento oportuno, se inscribiría en una línea de recompensas atribuidas a los campeones de los derechos humanos y de la democracia y pondría de actualidad las cuestiones de la infancia y la educación", estimó el director del Instituto de Investigación sobre la Paz de Oslo (), Kristian Berg Harpviken, que ve en ella una favorita.

Entre el resto de candidatos conocidos, se encuentran personalidades ya "nominadas" en el pasado y que defienden los derechos humanos en países donde se cometen abusos, como el bielorruso Ales Beliaski, actualmente en prisión, y la rusa Liudmila Alexeeva.

El proceso de atribución del Nobel está rodeado de misterio ya que la lista de los candidatos se mantiene en secreto desde, al menos, 50 años.

Sin embargo, entre los miles de individuos que pueden presentar candidaturas (parlamentarios y ministros de todo el mundo, algunos profesores de universidad, exgalardonados y miembros de algunas organizaciones internacionales), algunos pueden desvelar su elección.

El premio será atribuido a principios de octubre y entregado el 10 de diciembre.