Una serie de búsquedas morbosas en llevaron al arresto de una mujer en , acusada de matar a sus dos hijas, de cuatro meses y un año respectivamente, de manera cruel.

Stephany LaFountain, de 23 años, está acusada de matar a su hija de un año el 20 de noviembre de 2017, y su hija de cuatro meses el 15 de septiembre de 2015. Por estos crímenes podría ser sentenciada a cadena perpetua, informó Anchorage Daily News.

Cuando la policía comenzó a investigar la muerte de su segunda hija, los equipos forenses encontraron una serie de búsquedas sospechosas en su computadora aproximadamente una hora antes de la llamada al 911.

El historial de Google mostraba búsquedas como: "formas de asfixiar", "mejores formas de sofocar", "formas de matar personas sin dejar pruebas", "se puede ver el ahogo en un informe de autopsia", "16 pasos para matar a alguien y no ser atrapado" y "cómo cometer el asesinato perfecto". 

Estas despertaron las sospechas, ya que ambas muertes fueron catalogadas en un primer momento como naturales pese a que ambas bebés estaban saludables. 

La primera causa de muerte de LaFountain no es concluyente, pero coincide con una muerte por asfixia, mientras que la segunda murió por falta de oxígeno en el cerebro. Las niñas simplemente dejaron de respirar momentos previos al pedido de ayuda de LaFountain.

Ahora, el estado de Alaska ha establecido una fianza de dos millones de dólares. La joven fue llevada al centro correccional de Fairbanks, en donde hará su primera aparición en la corte el próximo viernes.