El ex presidente de a vive los momentos más críticos en su vida, luego que se determinarse como plazo máximo este viernes a las 5:00 p.m. (hora de Brasil) para entregarse a la justicia, tras la orden de detención dictaminada por el juez Sérgio Moro por el caso de lavado de activos y corrupción.

A través de su cuenta de Twitter, el Partido de los Trabajadores (PT) ha convocado a una marcha en contra de la disposición judicial.

"¡¡¡AHORA!!! Movilización general en Sao Bernardo do Campo, en el Sindicato de los Metalúrgicos", se puede leer en su publicación.

La condena en segunda instancia es de 12 años y un mes, pero el ex mandatario aún puede apelar a una reducción o modificar su condición carcelaria.

(AFP)
(AFP)

PREPARAN CÁRCEL EXCLUSIVA

Según informó el diario , el ex mandatario iría en primera instancia a una celda temporal, pero luego sería trasladado al Complejo Médico Penal de Pinhais (CMPP), en Curitiba.

Detallan que actualmente su población carcelaria es de 659 presos y el recinto está destinado a detenidos enfermos o con problemas psiquiátricos. Con el tiempo pasó a acoger a ex policías y a presos condenados por crímenes de cuello blanco.

Agregan que cada una de las celdas son de 12 metros cuadrados y están separadas unas de otras por portones con rejas metálicas. Normalmente dos presos pueden habitar una celda, pero en el caso de Lula se ha planteado que se destine un espacio único para el ex presidente.