ACTUALIZACIÓN | 11:35 

Luiz Inácio Lula da Silva proclamó su inocencia esta mañana e hizo una severa acusación: el juez Moro "mintió"

El ex presidente brasileño anunció este sábado ante miles de simpatizantes que está decidido a entregarse para cumplir una condena a 12 años de cárcel.
"Voy a cumplir la orden" de cárcel y "cada uno de ustedes se trasformará en un Lula", afirmó el líder del Partido de los Trabajadores.

Ante miles de simpatizantes, el ex mandatario aseveró que está decidido a entregarse para cumplir una condena a 12 años de cárcel, al final de una misa en Sao Bernardo do Campo (Estado de Sao Paulo) en la que reafirmó su inocencia.

Lula Da Silva
Lula Da Silva

Al final de su emotivo discurso, Lula fue llevado en andas por la multitud. Cuando se entregue a la policía, debería ser trasladado a Curitiba (sur de Brasil), donde le espera una celda de 15 metros cuadrados.

Según el ex mandatario brasileño (2003-2010), su condena obedece al propósito de evitar el regreso de la izquierda al poder en las elecciones de octubre, en las cuales es favorito en los sondeos.

"Hace mucho tiempo que soñé que era posible gobernar este país incluyendo a millones de personas pobres en la economía, en las universidades, creando millones de empleos", declaró.

NOTA ORIGINAL:

se encuentra con sus horas contadas de libertad. Este sábado, el ex mandatario de acudió a una ceremonia la cual sería su última aparición en público tras su orden de detención emitida el último jueves.

Como se tenía previsto, Lula da Silva se presentó en la misa que recuerda el nacimiento de su esposa Marisa Letícia Lula da Silva, quien falleció en febrero de 2017 a causa un accidente cerebrovascular. 

De acuerdo con medios locales brasileños, Lula da Silva se entregaría a las autoridades federales al finalizar esta ceremonia religiosa.

Su detención, en primera instancia, estaba fijada como máximo hasta el día de ayer, a las cinco de la tarde. Sin embargo, el líder del Partido de los Trabajadores se mantuvo refugiado en el local del Sindicato de los Metalúrgicos de San Bernardo en Sao Paulo.

En este lugar, Lula da Silva estuvo negociando los detalles de su detención con sus abogados y con los policías federales. Así lo dejó consignado un diputado del Partido de los Trabajadores.

"Hay conversaciones en la policía con los abogados del expresidente", dijo a la agencia AFP el diputado Carlos Zarattini, del Partido de los Trabajadores (PT), que se encontraba junto a Lula.

Sobre el otrora jefe de Estado de Brasil pesa una condena de 12 años y un mes por habérsele encontrado culpable del delito de corrupción pasiva y lavado de dinero. La pena fue decretada por el juez Sergio Moro.

Lula Da Silva
Lula Da Silva

TAGS RELACIONADOS