John Baldock, un joven de 22 años tomaba el sol cuando de pronto el cadáver de un hombre, probablemente alguien que viajaba de forma clandestina en un avión, cayó al jardín de su casa a escasos 90 centímetros desde donde descansaba plácidamente. Sucedió en .

“Al principio pensé que era una persona sin hogar dormida en el jardín.Tenía toda su ropa puesta y todo. Miré más de cerca y vi que había sangre por todas partes del jardín. Me di cuenta de inmediato que se había caído. Así que salí y fue justo en ese momento que salió el vecino. Él había estado tomando el sol y el hombre había aterrizado a un metro de distancia de él”, indicó un vecino a la agencia británica AP.

La víctima cayó el domingo en la vivienda ubicada en Clapham, en el suroeste de .

Una fotografía publicada por The Sun da cuenta que el cuerpo cayó con tal fuerza que dejó un agujero en el césped y en la losa del jardín.

"El cuerpo estaba intacto porque estaba como un bloque de hielo", recordó el vecino.

La empresa Kenya Airways confirmó que el cuerpo cayó del tren de aterrizaje de un vuelo que operaba desde Nairobi a Heathrow. Se trató de una muerte "desafortunada", indicó la aerolínea que está colaborando con las investigaciones ante la Policía británica y kenianas.  

Además, una bolsa, agua y algo de comida fueron encontrados en el compartimiento del tren de aterrizaje del avión cuando llegó al aeropuerto. El cuerpo será sometido a la autopsia respectiva y aún no está identificado. 

“Estamos tristes y conmocionados por este incidente y nuestros pensamientos están con todos los afectados. “Como prioridad, estamos trabajando con todas las partes interesadas relevantes, incluida la policía, Kenyan Airways y las autoridades de Kenia, para establecer los hechos que rodean esto”, expresó un representante de Heathrow.

Viajar de forma clandestina en el tren de aterrizaje de un avión es extremo debido al frío extremo y la falta de aire. Casi nadie sobrevive.

TE PUEDE INTERESAR: 

TAGS RELACIONADOS