La madre estaba escondida y fue una de las más sorprendidas con el experimento. (Youtube)
La madre estaba escondida y fue una de las más sorprendidas con el experimento. (Youtube)

El Canal 5 de la televisión británica mostró en su programa 'Police 5' un experimento en que unas 600 personas ignoraron a dos niñas que fingían estar perdidas en un centro comercial durante 20 minutos.

El lugar escogido para realizar el experimento fue el mall Victoria Place, en Londres, un sábado por la mañana. Allí las hermanas Maya (5) y Uma (7) se pararon en un pasillo repleto de gente, absolutamente solas. En tanto, Reshma Rumsey, su madre, las observaba escondida desde un pilar cercano.

La primera en realizar su actuación fue Uma, quien abrazada a su muñeca, permaneció estática en medio de las personas. En ese momento, las cámaras pudieron registrar cómo cientos de hombres y mujeres pasaron a su lado ignorándola por completo. Incluso, una madre con un coche maniobró alrededor de ella para evadirla, lo mismo que hicieron unas mujeres que circulaban con maletas.

Lo impresionante es que tal como lo mostraron las imágenes de 'Police 5' emitido la tarde de ayer, después de 20 minutos, nadie se detuvo para preguntarle a Uma si estaba bien o necesitaba ayuda, ni siquiera quienes claramente se habían percatado de su presencia en el lugar.

Luego fue el turno de Maya, quien primero de pie y después de rodillas, se instaló en la mitad del pasillo con uno de sus pulgares en la boca. Pero parecía ser invisible para quienes pasaban a su lado, hasta que una mujer mayor la miró con preocupación, se devolvió sobre sus pasos y le preguntó a la niña si esperaba a alguien.

"Había estado demasiado tiempo sola y ningún padre o amigo se había acercado a ella. Yo estaba muy dudosa de acercarme y preguntarle, y pasé de largo pero pensé que debía volver, sólo por si acaso", explicó luego Pearl Pitcher.

Al ser consultada respecto a la reacción que a su juicio tendrían las personas al enfrentarse a dos niñas perdidas en un mall, la mujer respondió: "Creo que las generaciones mayores se detendrían, pero con mucha cautela, un poco como lo hice yo. No sé las generaciones más jóvenes. Mucha gente pasó y nadie hizo nada en absoluto".

"No me esperaba que tan pocas personas se detuvieran… Es sorprendente que la gente se dé cuenta de que un niño está solo y simplemente pase de largo, ya sea porque les da miedo o no les importa o no se percataron. Como madre, ver que tu hijo está solo, perdido, que necesita ayuda y que la gente sólo pasa por delante, es desgarrador", afirmó la madre de las niñas.

Ante los resultados del experimento realizado por la televisión británica, la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños (NSPCC, por sus siglas en inglés) llamó a los adultos a ser responsables de proteger a los niños y no tomar en cuenta las percepciones que puedan tener otros si se acercan a ayudarlos.