(AP)
(AP)

La Corte Penal Internacional (CPI) ordenó hoy a que entregue a Abdullah al Senussi, quien fuera mano derecha de y antiguo jefe de Inteligencia Militar durante el Gobierno del fallecido dictador.

Al Senussi, uno de los dirigentes más temidos durante el régimen, huyó de Libia tras el levantamiento que culminó con la muerte de Gadafi y fue detenido en marzo de 2012 en Mauritania y extraditado a Libia en septiembre. La CPI le ha levantado cargos por crímenes contra la humanidad.

"Libia mantiene la obligación de cumplir con la orden de entrega", anunciaron hoy los jueces de la CPI. Sin embargo, el Gobierno libio sostuvo que pretende juzgar a Senussi, así como a Saif al Islam (hijo de Gadafi), en sus propias cortes, acusados también de cometer crímenes de guerra durante el levantamiento que derrocó a Gadafi.

Sin embargo, todavía no se ha establecido la fecha para ninguno de esos juicios.