(AP)
(AP)

El diario español ABC.es que el se debería a la reaparición de un tumor cancerígeno en su zona pélvica, por lo que recibiría más sesiones de quimioterapia.

La información, atribuida a fuentes no identificadas de Inteligencia, señala además que el mandatario llanero padece de metástasis a los huesos, lo que le estaría provocando serias dificultades para caminar.

Aunque oficialmente se alegó un tratamiento de oxigenación hiperbárica para justificar el nuevo viaje a Cuba, fuentes de inteligencia con acceso a los informes de los médicos que atienden a Chávez advierten que hay una recurrencia en el cáncer.

"HAY CHÁVEZ PARA RATO"En tanto, El ministro de Comunicación de Venezuela, Ernesto Villegas, hizo un llamado a la calma a aquellos opositores "histéricos" por el viaje que el presidente y aseguró que hay Chávez "para rato".

"Tranquilos señores políticos de la IV República, que tenemos Chávez para rato", dijo el ministro en una entrevista con la televisión estatal.

"Aquí tenemos un líder que está en su tratamiento complementario, pero sigue siendo el líder que va con toda certeza a calmar la ansiedad de esos dirigentes políticos con el acto que va a tener lugar aquí el 10 de enero asumiendo el mando", indicó al referirse a fecha para la toma de posesión del cuarto mandato del presidente.

Ayer, Chávez para ausentarse del país más de cinco días, autorización que fue aprobada aunque sin precisar la fecha de su retorno. En la madrugada de hoy, Chávez llegó a La Habana sin que se hayan difundido imágenes de su partida o llegada a la isla.

Allá, el mandatario venezolano se someterá a un tratamiento especial de oxigenación hiperbárica y fisioterapia, tras el cáncer diagnosticado en junio del año pasado, del que no se conoce ubicación exacta ni grado de gravedad.

"El pueblo lo entiende facilito porque tiene una identificación, una relación amorosa, de comprensión con Chávez", apuntó el funcionario que aseguró que el gobernante "ha dado una lección al país didáctica" sobre el cáncer.

Pero esa relación "amorosa" con el jefe de Estado no es compartida por sus opositores, quienes criticaron la falta de transparencia respecto a la información disponible sobre la salud del líder socialista.

"Esa opacidad ha sido útil para la maniobra política y la manipulación electoral de varios modos: desde la solidaridad afectiva hasta el que la gente votó sin saber a ciencia cierta si el candidato a la reelección estará en condiciones de ejercer un mandato de otros seis años", señaló el secretario general de la alianza opositora, Ramón Guillermo Aveledo.