El estudio de la farmacéutica en niños más pequeños encontró que las inyecciones de dosis bajas resultaron seguras. (Foto: Robyn Beck / AFP)
El estudio de la farmacéutica en niños más pequeños encontró que las inyecciones de dosis bajas resultaron seguras. (Foto: Robyn Beck / AFP)

Un nuevo estudio publicado este viernes por la farmacéutica Pfizer asegura que su vacuna contra el COVID-19 tiene una efectividad del 91% en niños de 5 a 11 años. Los detalles de este estudio, , deberán pasar por la revisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés).

Este anuncio se da días después que el gobierno de los Estados Unidos anunciara que están considerando vacunar a su población de ese rango de edad con la dosis del laboratorio Pfizer/BioNTech.

La agencia de noticias señaló que los asesores de la FDA debatirán públicamente la evidencia de esta investigación la próxima semana. Si la agencia finalmente autoriza las vacunas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tomarán la decisión final sobre quién debe recibirlas.

El estudio de Pfizer rastreó a 2.268 niños de ese grupo de edad que recibieron dos inyecciones con tres semanas de diferencia, ya sea de un placebo o de la vacuna de dosis baja. Cada dosis fue un tercio de la cantidad administrada a adolescentes y adultos.

Los investigadores calcularon que la vacuna de dosis baja tuvo una efectividad de casi el 91%, basándose en 16 casos de COVID-19 en jóvenes que recibieron inyecciones simuladas frente a tres casos entre niños vacunados. No se reportaron enfermedades graves entre ninguno de los jóvenes, pero los vacunados tenían síntomas mucho más leves que sus contrapartes no vacunadas.

Además, los niños pequeños que recibieron las inyecciones de dosis baja desarrollaron niveles de anticuerpos que combaten el COVID-19 tan fuertes como los adolescentes y adultos jóvenes que recibieron vacunas de concentración regular.

El CDC informó a principios de esta semana que las vacunas de Pfizer fueron 93% efectivas para prevenir hospitalizaciones entre los jóvenes de 12 a 18 años.

El estudio de la farmacéutica en niños más pequeños encontró que las inyecciones de dosis bajas resultaron seguras, con efectos secundarios temporales similares o menores, como dolor en los brazos, fiebre o malestar que experimentan los adolescentes.

Tal como lo señaló la agencia, el COVID-19 ha matado a más de 630 estadounidenses de 18 años o menos, según los CDC. Casi 6,2 millones de niños se han infectado con el coronavirus, más de 1,1 millones en las últimas seis semanas a medida que aumentaba el mutante delta, según la Academia Estadounidense de Pediatría.

VIDEO RECOMENDADO

COVID-19: Gobierno anunció la modificación del horario de la inmovilización social obligatoria
El ministro de Salud, Hernando Cevallos, anunció la modificación del horario de vigencia de la inmovilización social obligatoria, más conocido como el toque de queda, en el contexto de la pandemia del coronavirus.

TE PUEDE INTERESAR