El cumpleaños de Jonathan fue declarado el 4 de diciembre de 1832 por el gobernador del territorio británico de ultramar, Nigel Phillips. (Foto: Captura de Youtube)
El cumpleaños de Jonathan fue declarado el 4 de diciembre de 1832 por el gobernador del territorio británico de ultramar, Nigel Phillips. (Foto: Captura de Youtube)

Jonathan se convirtió en 2022 en la registrada por la humanidad al recibir el galardón del Libro de los tras cumplir 190 años. Incluso, se aceptó que nació en 1832 basándose en registros fotográficos, pero no fue hasta noviembre de este año cuando finalmente se le concedió un oficial.

El cumpleaños del reptil fue declarado el 4 de diciembre de 1832 por el gobernador del territorio británico de ultramar, Nigel Phillips, informa Guardian. Se celebró con una fiesta de tres días en su casa de la isla de Santa Elena, en el Atlántico Sur.

MIRA: Una locura: La India inaugura su primer cajero automático de oro

Jonathan es una tortuga gigante de las Seychelles (Aldabrachelys gigantea hololissa), y arrebató el prestigioso título a Tu’i Malila, una tortuga radiada que murió a la edad de 188 años en 1965. Técnicamente, su título oficial es el de quelonio más antiguo, un orden de reptiles con caparazón que incluye a todas las tortugas, galápagos y tortugas terrestres.

A falta de documentos oficiales, la edad de la tortuga es una estimación basada en una vieja fotografía que muestra su llegada a Santa Elena desde las Seychelles en 1882. En la foto, Jonathan parece completamente maduro, por lo que probablemente tenga al menos 50 años, lo que sugiere que nació como mínimo en 1832.

Jonathan (left) c.1882-86, on the grounds of Plantation House, St Helena
Jonathan (left) c.1882-86, on the grounds of Plantation House, St Helena

En su impresionante paso por la Tierra ha visto desfilar a más de 30 presidentes de Estados Unidos y por poco no conoció a Napoleón. Su lento ritmo de vida le permitió retrasarse en ciertas actividades, y hasta los 184 años no se bañó.

La vida como la tortuga más vieja del mundo

El anciano animal vive junto a otras tres tortugas gigantes: David, Emma y Fred. Aunque la vejez ha dejado a Jonathan ciego y sin sentido del olfato, su oído es excelente. Según Guinness World Records, responde bien al sonido de la voz de su veterinario.

A pesar de que algunos de sus sentidos ahora fallan, el veterinario de Jonathan, Joe Hollins, le dijo a Guinness World Records que el animal todavía tiene mucha energía, aunque esto varía según el clima.”En los días templados, toma el sol: su largo cuello y piernas se estiran completamente fuera de su caparazón para absorber el calor y transferirlo a su centro”, dijo Hollins.

En climas más fríos, prefiere “enterrarse en el moho de las hojas o en los recortes de césped y permanecer allí todo el día”. Hollins agregó: “A pesar de su edad, Jonathan todavía tiene una buena libido y se lo ve frecuentemente apareándose con Emma y, a veces, con Fred.

VIDEO RECOMENDADO

La caída de Pedro Castillo