El expresidente de EEUU Bill Clinton y la reina Isabel II del Reino Unido. (Foto: AFP)
El expresidente de EEUU Bill Clinton y la reina Isabel II del Reino Unido. (Foto: AFP)

Detalle que no pasa desapercibido por los medios ingleses. La gran mayoría de británicos considerarían tomar el té con la monarca como la más soñada de todas las invitaciones, pero el expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, se dio el lujo de rechazar una invitación al tea time con la reina en el Palacio de Buckingham ya que tenía otros planes durante su visita a Londres en 1997. ¿Cuáles eran? Te lo contamos todo.

TRIVIA | ¿Cuánto sabes de Guillermo y Catalina de Cambridge?

informó que documentos confidenciales publicado en los Archivos Nacionales han revelado que durante la visita del presidente a Londres en 1997, rechazó una invitación de la para tomar el té en el Palacio de Buckingham. Clinton estaba haciendo el viaje para reunirse con el nuevo primer ministro, Tony Blair, poco después de su victoria en las elecciones de mayo de ese año.

Philip Barton, el secretario de Downing Street en ese momento, escribió durante la planificación: “El Palacio se ha puesto en contacto con nosotros para decirnos que la reina estaría complacida de invitar al presidente (con o sin el primer ministro) y/o a la Sra. Clinton y la Sra. Blair a tomar el té… El té en el Palacio se sirve a las 5 p.m., lo que probablemente descarta esto para el presidente y el primer ministro, ya que estarán en un evento. Pero esta podría ser una posibilidad para la Sra. Clinton y la Sra. Blair”.

“Quería ser un turista”

Según los documentos, Barton explicó que Clinton había dicho “que quería ser un turista” en Londres, expresando su deseo de visitar algunas tiendas y reunirse con Tony y Cherie Blair para comer comida india. El mandatario finalmente terminó cenando con la pareja en un elegante restaurante francés. La factura total de la comida a base de pescado ascendió a 298,86 libras (unos 412 dólares).

Además de comer mariscos juntos, los documentos revelan que los funcionarios estaban interesados en que los dos líderes se unieran por su pasión por la música. Se dice que un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores pretendió que el almuerzo en Downing Street sea el escenario para que Clinton toque el saxofón y Blair toque la guitarra. Sin embargo, el plan nunca se llegó a concretar.

El expresidente de Estados Unidos Bill Clinton y la reina Isabel II del Reino Unido. (Foto: AFP)
El expresidente de Estados Unidos Bill Clinton y la reina Isabel II del Reino Unido. (Foto: AFP)

“Todos estaban de acuerdo en que queríamos algo que mostrara al presidente y al primer ministro [...] como líderes jóvenes, dinámicos y serios. Sugerimos que pudieran [...] visitar el Sports Cafe [...], donde unos niños podrían mostrar a ambos cómo jugar videojuegos de computadora. Sin embargo, la embajada de EEUU rechazó la sugerencia, considerándola “no lo suficientemente seria”, escribió Barton.

En ese momento, Clinton ya se había reunido con la reina Isabel II del Reino Unido, tanto en el 50 aniversario de las celebraciones del Día D en 1994, como para tomar el té en el Palacio de Buckingham en 1995. Luego se reuniría con la monarca para tea time nuevamente, durante una visita en diciembre de 2000, cuando ya había dejado la presidencia. Una vez Clinton reveló su admiración por Su Majestad “es una mujer muy inteligente que sabe mucho sobre el mundo” y “una persona impresionante”.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué pasaría si la Reina Isabel II muere?