La conmovedora historia que se esconde tras la considerada mejor foto por National Geographic. (Ami Vitale)
La conmovedora historia que se esconde tras la considerada mejor foto por National Geographic. (Ami Vitale)

La fotografía donde se ve a un hombre abrazando al último rinoceronte macho blanco que existía en el mundo, conmovió a todos y fue considerada la mejor foto de la década por la revista . Sin embargo, pocos conocen la historia detrás.

La encargada de capturar esta imagen fue la fotógrafa, Ami Vitale, quien señala que se trató de una de las experiencias más completas de su vida, pues ver morir a un animal casi extinto es sumamente difícil.

Vitale expresó para los medios del mundo que el silencio protagonizó ese momento, para ella era “como si la misma naturaleza sintiera el dolor de tener que decir adiós al último de una especie”.

Era tal el silencio, que solo podía oírse los suspiros del animal y de su amigos, Joseph Wachira, el hombre que aparece en la foto y quien lo cuidó durante gran parte de su vida.

El inmenso animal vivía en el Centro de conservación de OI Pejeta, en , . El animal estaba al cuidado de varios colaboradores, pero solo Wachira se dedicó a el por completo durante sus últimos años de vida.

La fotógrafa aseguró que somos los únicos capaces de cuidar y proteger nuestro hogar. “Cuando nos vemos a nosotros mismos como parte de la naturaleza, entendemos que salvarla se trata realmente de hacerlo a nosotros mismos”.

Pese a que en la última década, la revista de National Geographic, emitió alrededor de 20 millones de fotos, pero la del rinoceronte y su amigo fue la que más apreciaron los lectores.