Copa América

Kim Jong-un viaja a Rusia para reavivar una vieja amistad

El líder norcoreano sostendrá un encuentro con Vladimir Putin el 25 de abril en Vladivostok, en el distrito Extremo Oriente de Rusia.

Corea del Norte, Kim Jong-un

Durante la Guerra Fría, Moscú fue un apoyo importante para Corea del Norte, pero la relación quedó relegada tras la caída de la Unión Soviética. (Foto: AFP)

Durante la Guerra Fría, Moscú fue un apoyo importante para Corea del Norte, pero la relación quedó relegada tras la caída de la Unión Soviética. (Foto: AFP)

Durante la Guerra Fría, Moscú fue un apoyo importante para Corea del Norte, pero la relación quedó relegada tras la caída de la Unión Soviética. (Foto: AFP)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Pyongyang. Al viajar esta semana a Rusia para reunirse con el presidente Vladimir Putin, el líder norcoreano Kim Jong-un quiere reavivar una vieja amistad para no depender exclusivamente de China, en un contexto de negociaciones con Washington en punto muerto.

Kim Jong-un se reunirá el jueves con el presidente ruso en Vladivostok, en el distrito Extremo Oriente de Rusia, anunció este martes un consejero del Kremlin.

Este encuentro, el primero entre los dos jefes de Estado, es un "acontecimiento clave en las relaciones bilaterales" entre los dos países, agregó el consejero, Yuri Ushakov.

Se tratará de la primera cumbre a máximo nivel entre los dos países tras la celebrada hace ocho años entre Kim Jong Il, padre del actual dirigente, y el ex presidente ruso Dimitri Medvedev.

Se cree que Putin y Kim se encontrarán en el puerto de Vladivostok, en el este de Rusia, posiblemente el miércoles o el jueves. Ello se producirá dos meses después de la fracasada cumbre en Hanoi entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense Donald Trump, y cuando las negociaciones sobre la desnuclearización están en punto muerto.

Rusia mantiene unas relaciones relativamente fluidas con Pyongyang y proporciona ayuda alimentaria a Corea del Norte. Pero ahora hay un cierto distanciamiento y se acaba olvidando que Moscú instaló en los años 1940 al frente del régimen norcoreano a Kim Il Sung, abuelo de Kim Jong-un.

Sin embargo, en Pyongyang sí perdura el recuerdo de esta vieja amistad. A dos pasos de la colina de Mansu --dominada por dos estatuas gigantes de Kim Il Sung y Kim Jong Il-- se hallan en la capital norcoreana claros vestigios propagandísticos de esta relación, como una bandera soviética de bronce y un cartel que muestra a coreanos y soviéticos luchando juntos contra los japoneses.

- Historia selectiva -

La historia oficial norcoreana --muy selectiva-- no le da ningún crédito a Estados Unidos por el fin de los 45 años de colonización japonesa. En cambio, el régimen atribuye a Washington la partición de la península coreana, y hace abstracción de un acuerdo en este sentido entre Estados Unidos y la URSS.

Durante la Guerra Fría, Moscú fue un apoyo importante para Corea del Norte. El ruso era obligatorio en la escuela y se dice que Kim Jong Il lo hablaba con fluidez.

Esta herencia podría ayudar a Kim y a Putin, según el investigador Ahn Chan-il, un tránsfuga del Norte. "Kim Jong-un siempre tuvo como modelo a su abuelo y no a su padre", explica.

La URSS redujo en los años 1980 su ayuda al régimen norcoreano a medida que se acercaba a Corea del Sur. Luego, la relación de Pyongyang y Moscú quedó relegada claramente tras la caída de la Unión Soviética.

- China, primer aliado -

China aprovechó este vacío para convertirse en el más cercano aliado y el primer socio comercial de Corea del Norte.

La prueba es que Kim se reunió en cuatro ocasiones con el presidente chino, Xi Jinping, en el espacio de un año, aunque según los analistas está buscando un mayor apoyo y diversificación a nivel internacional.

Moscú ya solicitó que se alivien las sanciones internacionales contra Corea del Norte, en tanto que Estados Unidos acusa a Moscú de haber intentado ayudar a Pyongyang a evitar algunas de las medidas, algo que Rusia niega.

En la época de la Guerra fría Kim Il Sung ya era un especialista en explotar la rivalidad entre los dos gigantes comunistas, China y la URSS.

"Ello forma parte de la ideología de autosuficiencia del Norte, de no depender de un único aliado", explica Jeong Young-tae, del Instituto de estudios norcoreanos de Seúl.

"Pyongyang tiene a diplomáticos en esos países desde hace décadas. Y éstos saben muy bien cómo enfrentar, unos contra otros, a los aliados de Corea del Norte" agrega.

Fuente: AFP

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada