Las representantes surcoreanas fueron recibidas en Corea del Norte. (AP)
Las representantes surcoreanas fueron recibidas en Corea del Norte. (AP)

Una delegación surcoreana se acercó al Palacio de Kumsusan, en , para dar sus condolencias a la familia del , en la que se ha convertido en la primera reunión entre su sucesor, , y representantes de un país con el cual mantienen diferencias históricas.

La delegación de estuvo encabezada por la viuda del expresidente Kim Dae-Jung, Lee Hee-ho, quien se reunió hace 11 años con el fallecido Kim Jon Il para mejorar las relaciones bilaterales de ambos países. A Dae-Jung la acompañó la presidenta del directorio del grupo industrial Hyundai, Hyun Jeong-eun, cuyo difunto esposo también tuvo relaciones comerciales con el Norte.

Las autoridades norcoreanas saludaron a los visitantes en el Palacio de Kumsusan, donde yacen los restos expuestos de Kim Jong Il, y los acompañaron en un recorrido por un parque industrial en el poblado fronterizo de Kaesong.

Mientras tanto, los medios estatales se han encargado de difundir el nuevo título con el cual la población norcoreana se dirigirá al sucesor del fallecido líder: Kim Jong Un será llamado de los 1,2 millones de efectivos de las Fuerzas Armadas, los que le prometieron lealtad.