(USI)
(USI)

Aunque el debate científico sigue abierto, el Tribunal Supremo de ya lo tiene claro: el uso prolongado del celular provoca cáncer. La más alta corte italiana emitió una sentencia histórica que favoreció a un hombre que se pasaba seis horas al día hablando por celular y que ahora tiene un tumor cerebral.

Según , los magistrados del Tribunal consideraron el cáncer como una enfermedad laboral porque se desarrolló en el ejercicio del trabajo, al hacer "un uso prolongado del teléfono móvil".

El afectado es Innocente Marcolini, un hombre de 60 años que dirigía una compañía local en Brescia. Durante 10 años, pasaba seis horas diarias hablando incansablemente por telefóno inalámbrico.

Marcolini recibirá una indemnización económica. "No he emprendido esta lucha para obtener un resarcimiento, sino porque quería dejar claro que el uso de los teléfonos móviles comporta un riesgo que la gente debe saber", aseguró.