Tránsito estuvo paralizado. (Ana Melba Villar/RPP)
Tránsito estuvo paralizado. (Ana Melba Villar/RPP)

Pese al acuerdo adoptado el jueves entre el Gobierno y los gremios cafetaleros sobre el apoyo que dará el Estado a los productores afectados por la plaga de la roya amarilla, miles de agricultores de la zona de Pichanaki volvieron ayer a tomar las carreteras para denunciar abusos de la Policía.

Rosendo Valdés, alcalde del centro poblado de Miricharo, en Alto Pichanaki (Chanchamayo), manifestó que no levantarían el paro hasta que las autoridades den una respuesta sobre el paradero de presuntos agricultores desaparecidos en medio de los enfrentamientos con la Policía. Sin embargo, anoche la medida de fuerza se levantó, tras el diálogo con los dirigentes que regresaron de Lima.

Pese a que la mayoría de los pobladores de la selva central, que bloquearon la vía ya se habían retirado, los troncos cortados y las piedras todavía permanecían en el camino de los camiones y buses interprovinciales, lo que ocasionó una gran congestión vehicular.

Según informó Canal N, recién después de las 6 p.m. los mismos choferes retiraron los bloqueos de la pista y pudieron restablecer el tránsito.

Mientras tanto, el jefe de la Oficina de Conflictos Sociales, Vladimiro Huaroc, y el viceministro de Agricultura, Juan Manuel Benítez, se reunieron ayer con los productores cafetaleros de la zona de Yauli-La Oroya para dar legitimidad a los acuerdos suscritos.