La organización de los   ha conseguido neutralizar su propia 'huella de carbono' a lo largo de la realización de todos los eventos deportivos.

Este logro se concretó mediante la donación de 370 mil bonos de carbono por parte de la empresa privada peruana Petramás, que se convirtió en Patrocinador Oro de Lima 2019.

Los bonos de Petramás se suman a los 70 mil bonos que fueron aportados por el Gobierno y que permitirán neutralizar la emisión de gases de efecto invernadero, especialmente el CO2, que fueron emitidos a la atmósfera durante la realización de todas las actividades de este evento.

El director ejecutivo de esta empresa, Jorge Zegarra Reátegui, indicó que es “la primera vez que los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos tendrán efecto de huella de carbono cero, neutralizada en su totalidad. Buscamos dejar un precedente de orden y responsabilidad social empresarial para concientizar al mundo de que el mayor problema es el calentamiento global”.

Con esta acción Lima 2019 le deja la valla muy alta a los próximos Juegos Panamericanos que se realizarán en 2023, en Santiago de Chile.