Los próximos , en Japón, que se celebrarán el próximo 2020, contarán con un peculiar y amigable con el medio ambiente.

Resulta que los organizadores anunciaron que fabricarán las ansiadas medallas olímpicas a partir de toneladas de desechos electrónicos, en una iniciativa que ha logrado tener gran respaldo en el país asiático.

El respaldo no solo es del público y los atletas nacional e internacionales en general, sino también de las grandes compañías de aparatos electrónicos nacionales, que ven la oportunidad para formar parte de este mega evento deportivo y al mismo tiempo enviar un mensaje positivo de reciclaje de basura.

Las donaciones no se hicieron esperar. Según informa AFP, las cantidades necesarias de materiales electrónicos se vienen recogiendo mediante donaciones de publico en general y compañías. Hasta el momento se viene recolectando más de 47 mil toneladas de basura electrónica. Lo más llamativo de esta basura electrónica son los cerca de 5 millones de teléfonos celulares usados.

Como se sabe, estos aparatos electrónicos tienen en sus circuitos y componentes, cantidades mínimas de metales preciosos, como oro, plata, bronce y cobre. Para lograr confeccionar todas las medallas para estas olimpiadas se necesita 2.700 kg de bronce, 4.100 kg de plata y 30,3 kg de oro.

Contra todo pronóstico, la iniciativa resultó ser un éxito, ya que a más de año y medio del evento deportivo la cantidad de bronce necesaria ya se consiguió en junio del año pasado, mientras que actualmente están al 85% de oro y al 90% de la plata necesaria.

Este programa finalizará el 31 del próximo marzo, a tiempo para que el diseño de las medallas que se entregarán en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos sea develado y entren a la colección.