(AP/ITV)
(AP/ITV)

Una nueva vida. , la joven que mostró su rostro mutilado al mundo en 2010 en la revista , fue entrevistada esta semana por una televisora estadounidense, donde aprovechó para enseñar el resultado de su reconstrucción facial.

Cuando era adolescente, su esposo y la familia de este le por huir de sus maltratos, luego de que fuera entregada en matrimonio por su padre.

"Todos los días mi esposo y su familia abusaba de mí mentalmente y físicamente. Un día eso fue insoportable y huí", contó la joven, quien actualmente tiene 23 años.

Aesha, llamada también Bibi Aisha, fue abandonada en unas montañas luego de que la mutilaran. Afortunadamente, un grupo de caridad la rescató y luego viajó a Estados Unidos para recuperarse.

La última intervención, y la más compleja a la que fue sometida, consistió en la instalación de una silicona inflable bajo la piel de su frente para expandir el tejido que luego sería usado en su nariz. También se utilizó piel de su antebrazo para el interior de sus fosas nasales.

"Quiero decirle a todas las mujeres que sufren de abuso que deben ser fuertes. Nunca se rindan ni pierdan la esperanza", dice Aesha, quien vive feliz con unos norteamericanos que la han acogido como una más de la familia.