(Reuters)
(Reuters)

Más de 250 personas murieron hoy en , el mayor número de fallecimientos en un solo día desde hace 16 meses, cuando inició la revuelta contra el presidente .

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, indicó que 155 civiles y 93 miembros de las fuerzas de seguridad perdieron la vida en todo el país, y añadió que aún reunía información sobre más muertos, por lo que la cifra sería mayor.

Este jueves los rebeldes se enfrentaron en Damasco con el Ejército, que lanzó ataques de artillería y disparó desde helicópteros.

Los esfuerzos por encontrar una solución diplomática al conflicto colapsaron cuando Rusia y China vetaron una resolución del que amenazaba a las autoridades sirias con imponer sanciones si no detenían el uso de armas pesadas y retiraban sus tropas de las ciudades.

En la capital, residentes dijeron que la ciudad parecía estar paralizada tras la muerte el miércoles en un atentado y un general de alto rango. El jefe de inteligencia y el ministro del Interior resultaron heridos en el ataque ocurrido durante una reunión dentro de un cuartel de las fuerzas de seguridad.