John Kerry declaró ante el Congreso de su país. (EFE)
John Kerry declaró ante el Congreso de su país. (EFE)

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, dijo hoy que Washington continúa sus esfuerzos para intentar convencer al gobierno de Nicolás Maduro de que debe poner fin a la "campaña de terror" contra el pueblo venezolano, para lo cual subrayó la importancia del apoyo de los países de la región.

"Estamos intentando encontrar la forma de lograr que el gobierno de Maduro hable con sus ciudadanos, que los trate de forma respetuosa, que ponga fin a esta campaña de terror contra su propio pueblo y que empiece, esperemos, a respetar los derechos humanos", dijo Kerry durante una audiencia en el Congreso.

En este sentido, un día después de admitir que hasta el momento los vecinos de Venezuela no han hecho mucho caso a los llamamientos de Washington, insistió en la necesidad de que el hemisferio actúe para detener la violencia en Venezuela, donde las protestas que se viven desde mediados de febrero contra Maduro han causado ya 28 muertos, más de 300 heridos y 1,300 detenidos.

*"Es hora de que la OEA (Organización de Estados Americanos) y los vecinos (de Venezuela), los aliados y otras organizaciones internacionales se centren de forma adecuada en Venezuel*a y le exijan responsabilidades", agregó a una pregunta de la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, una acérrima crítica del gobierno venezolano.

La víspera, en otra audiencia en el Congreso, Kerry había reconocido ya que hasta ahora no ha tenido éxito en sus intentos de lograr que los vecinos de Venezuela presionen a Caracas para que se abra al diálogo con la oposición.

"Hemos estado en contacto con los países vecinos (de Venezuela). Estamos hablando con ellos para intentar lograr algún tipo de iniciativa pero no nos están haciendo especial caso", indicó.

Aun así, aseguró que en caso necesario Washington está dispuesto a imponer sanciones a Venezuela. "Estamos preparados, de ser necesario, para invocar la Carta Democrática Interamericana en la OEA y a implicarnos de forma seria mediante sanciones", señaló.