(AP)
(AP)

, el famoso diseñador que fue despedido de tras protagonizar un bochornoso incidente en un bar, ganó el primer asalto judicial.

Un juez del Tribunal de Relaciones Laborales de París admitió a trámite la demanda del diseñador, quien acusa a la casa francesa de despido improcedente y reclama una indemnización de 15 millones de euros.

En octubre de 2010 y febrero de 2011, John Galliano protagonizó sendos altercados en bares parisinos. En septiembre de 2011, se difundió un video en el que . Las imágenes provocaron instantáneamente el despido del diseñador como director creativo por más de quince años en la casa.

En un inicio, la firma de diseño alegó que Galiano no era un empleado de Dior, sino un trabajador independiente, por lo que su caso no debería ser juzgado por un tribunal laboral. Sin embargo, la autoridad judicial ya le dio la razón al diseñador gibraltareño y el juicio seguirá su curso.

Tras la primera victoria de Galliano, ahora es el turno de la firma Christian Dior, que dispone de plazo de 15 días para objetar la sentencia. Si la casa francesa se declara en contra del fallo del tribunal, el caso pasaría a la Corte de Apelaciones de París, por lo que el segundo 'round' judicial se produciría en un periodo de entre siete y nueve meses.

Según el , el diseñador poseía un contrato anual de un millón de euros con la firma francesa, comisión por las ventas y una compensación variable que podía rondar los 700,000 euros, además de una asignación de 90,000 euros para ropa, una "compensación variable" de 672, 000 euros y un cuidado personal por 77,500 euros. Por otro lado, Galliano recibía dos millones de euros como director creativo de su propia marca y otro plus de 70.000 euros para ropa.