(AP/Tokio) conmemoró hoy el 69 aniversario de la bomba atómica de en una ceremonia oficiada por el alcalde de la ciudad, Kazumi Matsui.

Matsui invitó al presidente de Estados Unidos, , y otros líderes mundiales a visitar la ciudad para que vean de primera mano las cicatrices del ataque y se convenzan de que las armas nucleares no deben existir.

"Sírvanse responder al exhorto para visitar las ciudades bombardeadas con armas atómicas tan pronto como sea posible para que vean con sus propios ojos lo que ocurrió. Si lo hacen, se convencerán de que las armas nucleares son un mal absoluto al que no debe permitírsele existir", dijo el alcalde.

Unas 45,000 personas guardaron un minuto de silencio durante la ceremonia llevada a cabo en el Parque de la Paz de Hiroshima, cerca del epicentro del estallido de 1945, que dejó unos 140,000 muertos.

El ataque nuclear contra Nagasaki, tres días después, provocó 70,000 muertes y llevó a la rendición de en la .

El número de sobrevivientes, conocidos como hibakusha, era de poco más de 190,000 este año. Su edad promedio es 79 años y muchos de los asistentes a la ceremonia eran sus descendientes y familiares. Funcionarios de Hiroshima dijeron que 5,507 sobrevivientes murieron en el último año.