EEUU publicó los mapas para ayudar a la evacuación de pobladores.  (AP)
EEUU publicó los mapas para ayudar a la evacuación de pobladores. (AP)

El Gobierno japonés se disculpó públicamente por no haber difundido los mapas de contaminación radioactiva en tras el accidente en la planta de energía nuclear, gravemente afectada por el terremoto y tsunami que sacudió el noreste de Japón en 2011.

Los mapas fueron transmitidos por el 18 y el 20 de marzo de ese año, y contenían la medición real y actualizada de la radiación en el norte y el este de Japón, según reconoció la Agencia de Seguridad Nuclear, dependiente de los ministerios japoneses de Industria y de Ciencias.

Sin embargo, la información transmitida mediante la embajada de Estados Unidos y la Cancillería nipona, no llegó al gabinete del primer ministro ni a la Comisión Nuclear.

Un funcionario del Ministerio de Ciencias explicó que no había sentido la necesidad de retransmitir los mapas porque no podía juzgar la confiabilidad de las medidas, de acuerdo a explicaciones que ofreció a la prensa.

Finalmente, fue el departamento de Energía de la instancia que publicó los mapas varios días más tarde, con la convicción de que podían ser útiles para coordinar la evacuación de personas próximas al área de Fukushima.

"Es lamentable que los datos no hayan sido compartidos ni utilizados en el Gobierno, y pedimos disculpas a todas las víctimas", dijo el ministro de Industria, Yukio Edano.

Por su parte, el ministro de Medio Ambiente, Goshi Hosono, admitió que el hecho de que la célula de crisis montada en ese momento no haya sido capaz de utilizar los datos constituía un enorme problema.