Imagen de la pareja en una red social. (Facebook)
Imagen de la pareja en una red social. (Facebook)

La Policía japonesa detuvo hoy al ciudadano peruano Max Enrique Pinedo Toguchi, de 35 años, a quien se le acusa de asesinar a su novia rusa el pasado 19 de abril, en la ciudad de .

Los investigadores creen que el acusado asestó más de diez cuchilladas en el pecho y en el abdomen a su pareja Anna Filimonova (19), cuando ambos se encontraban en el departamento de la víctima.

Una cámara de seguridad registró juntos a Pinedo y Filimonova en la entrada del domicilio de ella momentos antes del crimen. Pese a esta prueba, el peruano insiste en su inocencia, según la agencia Kyodo.

Fuentes policiales indicaron que el sospechoso contó que, tras varios intentos fallidos de contactar con su novia a través del teléfono, encontró el cuerpo de la joven cuando entró en el departamento con ayuda de un ciudadano japonés.

Las autoridades recuperaron un cuchillo en las aguas de un río frente al edificio donde vivía Filimonova. Se presume que es el arma homicida.