James Watson cayó en desgracia por dar polémicas declaraciones. (AP/AFP)
James Watson cayó en desgracia por dar polémicas declaraciones. (AP/AFP)

El controvertido genetista estadounidense subastó su medalla del premio Nobel por US$4.75 millones, la cual fue adquirida por el hombre más rico de Rusia, , quien se la devolverá.

"El comprador (…) Alisher Usmanov compró la medalla para devolvérsela a su dueño" anunció el miércoles en un comunicado , el holding de este magnate de la metalurgia y de internet, cuya fortuna es estimada por la en US$18,600 millones.

"Así, de conformidad con su proyecto original, el profesor Watson podrá dar el producto de su venta a institutos de investigación", se añade en el texto.

Watson –genetista y bioquímico– obtuvo el Nobel de Medicina en 1962 tras descubrir en 1953 la estructura en doble hélice del ADN, uno de los mayores descubrimientos científicos de la historia de la humanidad.

En 2007, fue muy criticado por declaraciones al en las que daba a entender que los africanos eran menos inteligentes que los occidentales. Por ello debió dimitir del cargo de presidente del Cold Spring Harbor Laboratory (CHSL) de Long Island, cerca de Nueva York.

Su medalla Nobel –en oro de 23 quilates y de 6.6 cm de diámetro representando el perfil izquierdo de Alfred Nobel– era según Christie's la primera jamás vendida en una subasta en vida del laureado.

Fue adquirida el 4 de diciembre en algunos minutos, y el nombre del comprador permaneció en secreto hasta el anuncio de Usmanov.

Watson confesó al que vendía su medalla porque necesitaba dinero tras ser excluido de varias sociedades. Pero el afirmó que el genetista buscaba con esta venta una especie de rehabilitación.

El multimillonario y filántropo ruso de 61 años aseguró que quería rendir homenaje a las investigaciones del científico y apoyar a la ciencia.