(AP)
(AP)

, el desequilibrado sujeto de 24 años que mató a tiros a , fue acusado de 142 cargos, incluyendo asesinato en primer grado.

El acusado compareció hoy por segunda vez ante la justicia estadounidense, mientras los fiscales y los abogados de la defensa debatían sobre un misterioso paquete que Holmes envió a su psiquiatra.

De ser declarado culpable, sería condenado a una sentencia mínima de cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional, aunque la Fiscalía podría pedir la pena de muerte si halla que hubo premeditación en el ataque del pasado 20 de julio.

La nueva audiencia será el próximo 12 de noviembre.

El exuniversitario también está acusado de tener en su departamento la cantidad suficiente de explosivos para hacer volar el edificio entero. A las autoridades les llevó varios días desmantelar de manera segura todas las trampas-bomba.