Silvio Berlusconi busca no desaparecer de la política. (Reuters)
Silvio Berlusconi busca no desaparecer de la política. (Reuters)

El partido de , el (PDL), acudió hoy al presidente de la República italiana, , para abordar *el escenario abierto tras la condena *a por contra el ex primer ministro.

Los portavoces del PDL en el Senado y la Cámara de los Diputados, Renato Schifani y Renato Brunetta, se reunieron con Napolitano en la sede de la Presidencia de la República, el Palacio del Quirinal de Roma, para comunicarle las conclusiones de la asamblea que los parlamentarios del partido celebraron el pasado viernes en presencia del propio Berlusconi.

Schifani y Brunetta se habían comprometido a abordar con el presidente de la República la posibilidad de que concediera el indulto a Berlusconi, pero esto ha quedado descartado por el hecho de que esta prerrogativa del jefe del Estado no puede otorgarse a quien cuenta con otras condenas o tiene en curso otros procesos judiciales, como es el caso de "il Cavaliere".

Después de que el viernes los parlamentarios del PDL amenazaran con dimitir si no llegaba ese indulto, los tonos se han ido rebajando el fin de semana y, según informan los medios italianos, la intención del PDL ahora es lograr una solución que garantice que su líder pueda seguir más o menos activo en política, toda vez que aún se deben calcular de nuevo los plazos de su inhabilitación.

A lo que no renuncia el partido de Berlusconi, que ayer se dio un auténtico baño de masas en una concentración de apoyo ante su residencia romana, es a la reforma de la Justicia, condición que el ex primer ministro planteó el pasado viernes para no forzar la caída del Gobierno y la convocatoria de nuevas elecciones.

Fuentes de la Presidencia de la República informaron hoy de que los dos portavoces parlamentarios del PDL, partido que apoya el Gobierno de coalición de , trasladaron a Napolitano "sus valoraciones sobre las exigencias que hay que satisfacer" para asegurar la estabilidad del Ejecutivo.