(Il Messaggero)
(Il Messaggero)

'Tommy', el pastor alemán que en la Iglesia italiana de María Asunta, también pereció luego de 12 años de existencia.

La historia de la fiel mascota fue conocida por un reportaje en el diario italiano . En medio contaba que, desde el fallecimiento de la mujer que lo adoptó, el can acudía corriendo a la iglesia cada vez que escuchaba repicar las campanas, en San Donaci, al sur de .

El perro pasó sus últimos días en la plaza central de la localidad, al cuidado de los ancianos que se reúnen allí, y en el templo, donde se instala al lado del altar, con autorización del párroco.