Kyenge respondió en Twitter que era una pena que desperdicien así la comida. (EFE)
Kyenge respondió en Twitter que era una pena que desperdicien así la comida. (EFE)

Tras ser comparada por el vicepresidente del Senado con un orangután, la ministra italiana de Integración, , de origen congoleño, fue objeto anoche de otro acto racista hacia su persona, al serle lanzados dos plátanos.

Los hechos tuvieron lugar en una fiesta del progresista (PD) del primer ministro, Enrico Letta, en la localidad de (noreste de ), en la que se infiltraron algunos militantes del movimiento de extrema derecha Fuerza Nueva, según informan hoy los medios de comunicación italianos.

Uno de esos integrantes de Fuerza Nueva, que ya el jueves durante la fiesta del PD habían caldeado el ambiente, lanzó los dos plátanos hacia el escenario desde el que la ministra estaba interviniendo sin llegar a alcanzarla, a lo que Kyenge respondió en su perfil en la red social Twitter, queriendo quitarle importancia.

"Con la gente que muere de hambre y la crisis es triste desperdiciar comida así", afirmaba la ministra en un mensaje lanzado por su equipo de asistentes, confirmando lo ocurrido.