“No debemos ser percibidos en Europa como un foco de crisis”, dijo Monti. (Reuters)
“No debemos ser percibidos en Europa como un foco de crisis”, dijo Monti. (Reuters)

El primer ministro de Italia, , prometió controlar el déficit y la deuda de su país con las nuevas medidas de ajuste presupuestario aprobadas hoy por el Consejo de Ministros.

"No debemos ser percibidos en Europa como un foco de crisis", sostuvo el sucesor de , quien detalló que se buscará el equilibrio presupuestario para el 2013 a través de los planes de austeridad aprobados en julio y setiembre pasados.

Al ahorro de 60.000 millones de euros que fue aprobado durante la gestión de Berlusconi, el plan de Monti buscará proteger a Italia de la crisis de la deuda con 24.000 millones de euros ante una posible recesión económica.

El plan considera recortes en el gasto público, aumento de impuestos, especialmente sobre los inmuebles y, además, una reforma de las jubilaciones rechazada por los sindicatos italianos. El mismo Monti se encargará de exponer las propuestas mañana ante el Parlamento italiano.